Lesiones Tendinosas

Ago 8, 2018

0

Lesiones Tendinosas

Posted in : Lesiones deportivas on by : kinasa03

Los tendones son estructuras que unen el músculo al hueso, están formadas por tejido colágeno.

Sus funciones son varias:

  •  Transferencia de fuerzas: traccionan al esqueleto cuando el músculo se contrae y generan el movimiento de un segmento corporal.
  • Colaboran en la estabilización activa de las articulaciones que integran
  • Absorben las fuerzas de impacto y actúan como “resortes” devolviendo ésta energía en forma elástica para generar movimiento

El término tendinitis suele utilizarse popularmente para referirnos a lesiones incipientes y con un marcado componente inflamatorio. El término tendinosis que hacía referencia a un proceso inflamatorio crónico ya no se utiliza, En ambas situaciones  lo correcto es hablar de tendinopatía.

Las lesiones tendinosas suelen ocurrir por un mecanismo de sobrecarga/sobreuso, en deportistas con alta carga de entrenamiento o competencias que realizan una solicitación excesiva de la estructura. Dada su ubicación superficial los tendones también pueden sufrir traumatismos, laceraciones o sección. Con menos frecuencia veremos tendinopatías de etiología infecciosa, reumática o gotosa.

Los tendones se adaptan el entrenamiento habitual y bien programado, haciéndose más gruesos y resistentes. Los ejercicios que más exigen a los tendones de las piernas son los sprints, los saltos y la carrera en bajada. Si el plan de entrenamiento implica una sobrecarga excesiva, o no se respetan los tiempos adecuados de recuperación entre sesión y sesión, puede ocurrir que el tendón no tenga tiempo de repararse y fortalecerse. En esta situación es muy probable que de a poco se vaya instalando la lesión.

Sobre este punto cabe señalar que el concepto de sobrecarga, y de tiempo adecuado de recuperación es individual para cada atleta, y que determinar el umbral de tolerancia de cargas es un desafío importante que enfrentan los entrenadores a diario.

A veces ocurre que las cargas y el descanso son adecuados pero el corredor tiene una biomecánica defectuosa y exige más el lado derecho que el izquierdo, o impacta de forma desalineada, o usa un calzado que no es el adecuado para su cuerpo y superficie de entrenamiento y en estos casos también puede ocurrir la tendinopatía.

El diagnóstico es clínico y se basa en la historia clínica y el examen físico. El paciente relata una historia de sobrecarga de entrenamiento, con dolor al inicio del ejercicio que mejora luego de entrar en calor y empeora al enfriarse. Al examinarlo se localiza el dolor en la topografía del tendón, duele al estirar y al contraer el músculo. En ocasiones hay inflamación del tendón o contractura muscular asociada.

En general se hace diagnóstico en el consultorio, pero en algunos casos puede ser necesario solicitarse estudios como ecografía o resonancia, cuando se desea conocer en detalle una lesión con posible indicación quirúrgica, o se trata de lesiones que no han respondido bien al tratamiento previo.

Respecto al tratamiento hay que tener en cuenta que además de tratar la tendinopatía es necesario por corregir los factores predisponentes y desencadenantes de la actual lesión para evitar recidivas

La rehabilitación empieza cuando se ha controlado el dolor y la inflamación de la etapa aguda, en deportistas se evita la inmovilización sea prolongada (si es posible realizará entrenamientos cruzados). La movilización controlada evita el desacondicionamiento físico, favorece el aumento de la circulación local y los procesos de cicatrización.

Luego de superada la etapa aguda será necesario realizar estiramientos y fortalecimientos, guiado por un profesional de fisioterapia,  para asegurar que el tendón esté en condiciones de tolerar la carga de entrenamiento una vez que se retome la actividad.

El retorno a la actividad deportiva debe ser gradual, considerando el desacondicionamiento que existió durante el periodo de reposo sería un error retornar con la misma carga que provocó la lesión.

Una tendinopatía que se trata a tiempo y bien no deja secuelas ni se cronifica.

Si sospechas que tienes esta lesión no dudes en consultar al especialista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *